martes, 28 de septiembre de 2010

Chagall

Una mujer se ha perdido conocer el delirio y el polvo,
se ha perdido esta bella locura, su breve cintura debajo de mí.
Se ha perdido mi forma de amar, se ha perdido mi huella en su mar.

Veo una luz que vacila y promete dejarnos a oscuras.
Veo un perro ladrando a la luna con otra figura que recuerda a mí.

Veo más: veo que no me halló.

Veo más: veo que se perdió.

La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes.
Los amores cobardes no llegan a amores, ni a historias, se quedan allí.
Ni el recuerdo los puede salvar, ni el mejor orador conjugar.

Una mujer innombrable huye como una gaviota y yo rápido seco mis botas,
blasfemo una nota y apago el reloj.

Que me tenga cuidado el amor, que le puedo cantar su canción.


Una mujer con sombrero, como un cuadro del viejo Chagall,
corrompiéndose al centro del miedo y yo, que no soy bueno, me puse a llorar.

Pero entonces lloraba por mí,
y ahora lloro por verla morir
.



----------------------
Foto: Araan Islands, Irlanda, año 2M10.
Mi mujer de Chagall: acá.

3 comentarios:

bar dijo...

lindo, lindo chagall

JL dijo...

Amar es jugar. Pero jugar de verdad; en ligas mayores. Cualquier otra cosa es pura especulación: cobarde, egoíca y autocomplaciente.

Cuando escuchamos "el amor se fue"... es porque nunca estuvo.

No es lo que nos enseñaron,

-JL
strike 3

blackberry queen dijo...

AMo este tema de Silvio.

Mua